Síganos en:



NUESTROS OBJETIVOS Y FINES SON:

1. Representación de las asociaciones federadas y de las empresas asociadas en éstas ante cualquier organismo público o privado.

2. Defensa de las buenas prácticas en el control de calidad en la construcción y en especial la INDEPENDENCIA DEL AGENTE DE CONTROL  y la lucha contra el intrusismo.

3. Concienciar a usuarios, promotores, constructores y  administración de que la calidad es una inversión que abarata el coste final de las construcciones y el coste postventa.

4. Participación activa en las iniciativas, propias, privadas y públicas de regulación de la calidad en la construcción, establecimiento de la normativa técnica de calidad  y los modos de alcanzar las exigencias legales o fijadas por el cliente.

5. Participación activa en las iniciativas propias, privadas y públicas de verificación de la calidad, creación de procedimientos de gestión y técnicas de control que evalúen, en todas las fases del proceso constructivo,  la aplicación de métodos y obtención de los niveles de calidad especificados en la normativa técnica correspondiente o fijados por el cliente.

6. Participación activa en las iniciativas propias, privadas y públicas de fomento de la calidad, mediante acciones destinadas a:

  1. Impulso de la investigación aplicada para el desarrollo y la innovación en edificación y para la mejora en la gestión de la calidad del sector y en las prestaciones de los edificios.
  2. Incremento de la profesionalidad de los agentes intervinientes en el control, de calidad del proceso constructivo y de todos aquellos  con repercusión difecta en la calidad de lo construido.


© FENALAC 2013 - 2015.  Todos los derechos reservados.



OBJETIVOS Y FINES

Nuestros objetivos pueden resumirse en la obtención del BUEN CONTROL, que requiere:

  • Competencia técnica: Los agentes del control deben poseer una alta competencia profesional, equipos óptimos ,buenos métodos de trabajo y perfecta documentación del proceso de control.

  • Independencia: Los agentes del control deben ser independientes de todos los demás. Esto exige la supresión de cualquier proceso de intermediación en su contratación, puesto que la subcontratación introduce intereses ajenos a la propia función. La contratación debe ser hecha siempre por el promotor, con contrato independiente de cualquiera de los otros agentes y sobre todo  del agente controlado.